viernes, 20 de junio de 2008

Pompas

Siempre de jabón y nunca fúnebres.

8 comentarios:

Elena dijo...

Con lo que me gustan las cosas ligeras (pompas, algodón de azúcar, vapor, tutús...) y no me quito de encima cierta tendencia a poner peso donde no lo hay.

Un año de estos aprenderé.

Valentina. dijo...

Uhm... pompas de jabón. Hace siglos que no las hago. Pues...¿sabes lo que te digo? que un día de estos me pongo a ello. Además conozco una personita a la que le van a encantar.

Saluditos, Dani.

Tx dijo...

Si no fuera por las fúnebres no podríamos apreciar las de jabón.

dani dijo...

Saludos Elena y Valentina.

Tx, tienes razón, como siempre.

Sara dijo...

Cómo molaban esos botecitos de agua con jabón de pequeños :D

Hillary dijo...

Pero cuando se acababan y tu madre te los rellenaba con gel y agua...ya no era lo mismo se habían apagado ya la magia...

Homo Insanus dijo...

¡Cierto! Nunca supe qué demonios llevaba el gel original, pero jamás era igual cuando se gastaba.

Pero sí recuerdo mis intentos de químico cabezón y bajito tratando de dar con la fórmula. Por ejemplo, ¿conocéis Bubble Bath de Avon? Es uno de sus productos clásicos. Pues un poco de Bubble Bath diluido en agua era muy similar al producto inicial de esos botes.

Saludos.

dani dijo...

Me lo apunto. Con ese jabón, un cubo y una vieja requeta sin cuerds que tengo la lío un día de estos...