jueves, 2 de octubre de 2008

El Atlas


2 comentarios:

anaart dijo...

Yo estuve a sus pies pero en el valle de Urika. Me gustaría volver porque los colores y los olores de ese país se quedaron grabados en mi mente.
Besitos

dani dijo...

Besitos recibidos...