sábado, 17 de noviembre de 2007

Night lights

Cuento Chino 1:
Volvemos a casa, felices. Hemos pasado un día perfecto cerca de Comillas, donde cinco amigos nos hemos juntado para charlar, pasear por la playa, comer (of course!), hacer unas fotos y reirnos, sobre todo de nosotros mismos. Uno de esos días que desearías durararan siempre. Pero no, se acaba y volvemos. Y tras la lección magistral de cómo hacer un momento verde (con ejemplo práctico) veo desde el asiento de atrás las luces pasar mientras alternamos silencios con charleta pausada. Nos invade cierta modorra propiciada por la calefacción del coche. Veo las luces pasar y sonrio. Me acompañan grandes amigos en esta rueda de la vida.

Cuento chino 2:
"Salgo esta noche a tomar algo" Qué pereza, pensé. La verdad es que soy bastante abuelete y lo de salir hasta muy tarde cada vez me va menos. Algunos amigos son como los hijos. Me encontraba preocupado, inquieto. Ahora entiendo a los padres. Ha salido ha tomar algo con una amiga. ¿Estará bien? Seguro que sí. El móvil vibra. Un sms. "Ahoira voy paksbba/.¿."(textual). Uf, ya puedo dormir tranquilo, vuelve a casa y puede mandar algo parecido a un mensaje, está (más o menos) bien. ¡¡Eso sí, son las 05:43 a.m.!! Menudas ojeras mañana......

4 comentarios:

Susana dijo...

¡pero qué mala ortografía que tiene la gente!

Dani ::. dijo...

A esas horas y con los dedos helados de frío.....¡ni tan mal!

Susana dijo...

mmm... sí, será por el frío

Dani ::. dijo...

Por cierto, bienvenida Susana (¿Con quien estaría esta amiga la noche de autos?)