miércoles, 26 de diciembre de 2007

Christmas tree sea reflections

Una tarde cualquiera. Paseo junto al mar. Camino del cine, sin prisas. Unas pipas, a poquitos, hace frío y no siento las manos. El ruido de las olas. Una canción en mi cabeza. Tarareo. Peli sorprendente. Salgo del cine. Voy hasta el faro. Es de noche. Miro hacia el otro lado de la ría. Veo el reflejo de unas luces. Que podrían ser de navidad. De hecho lo son, ¿no? Porque es navidad. Y si no lo son, ¿qué más da? Vuelvo a casa, sin prisas. Y sonrío.

3 comentarios:

Babel dijo...

La navidad es real?, yo no he hecho regalos este año y no me siento ni mejor ni peor.

Que dirías si nos dieran vacaciones y no habría que comprar nada a nadie?

Maldita vida independiente no tengo un duro....

GRrrrrrrrrRRRrrr

Maine dijo...

Gracias por tus visitas a Maine... espero que te abrigues para que no cojas frío cada vez que vuelvas ;)
Bonitos reflejos en el agua.

Dani ::. dijo...

Así lo haré Maine...

Me apunto a esas vacatas Babel.

Abrazos.